En el camino hacia un posible tratamiento del autismo

Un tratamiento experimental redujo dos de tres grandes disturbios del autismo en ratones de laboratorio -el comportamiento repetitivo y la falta de socialización-, reveló un prometedor estudio llevado a cabo en Estados Unidos.

En el experimento utilizaron un fármaco experimental que actúa inhibiendo un compuesto químico cerebral, el glutamato.

Y en los ratones con autismo lograron incrementar la interacción social de los animales y reducir sus conductas de repetición, afirman los científicos en la revista Science Translational Medicine (Science, Medicina Traslacional). Sigue leyendo