Científicos inventan fármaco para la formación de vasos sanguíneos

Por primera vez en el mundo, en Rusia comenzó la producción en serie de fármacos para estimular la formación de nuevos vasos sanguíneos para sustituir los dañados, según un artículo publicado en La Voz de Rusia.

Sus creadores, científicos del Instituto de Células Madre llevaron a cabo pruebas clínicas exitosas que demostraron que el medicamento ayudó a enfermos en el 94 % de los casos.

Los especialistas afirman que, el Neovasculgen, nombre del medicamento prodigioso, comenzará a llegar a los hospitales el próximo mes. Los enfermos que padecen de isquemia crónica (insuficiencia de riego sanguíneo) de las extremidades inferiores tendrán la posibilidad de curarse del todo de ese mal.

Esta enfermedad es diagnosticada en EEUU y en Europa Occidental a veintisiete millones de pacientes, y en Rusia, a un millón y medio de personas. Entre los pacientes con este diagnóstico, dentro de quince años siguen con vida un poco más del 30 %, pero con una fase crítica, tan solo el 8 %. Hasta el día de hoy, el único medio eficaz de combatir este mal era la intervención quirúrgica, pero ella es inútil en las formas avanzadas de la enfermedad.

Por lo general, a tales enfermos se aplica una terapia que ayuda a aminorar un tanto la isquemia progresiva. En los casos más graves se desarrolla la gangrena que lleva a la amputación de las extremidades.

El fármaco Neovasculgen ayuda a resolver, radicalmente, el problema sin necesidad de operación, explicaba a nuestra emisora Román Dieiev, director del Instituto de Células Madre:

–Por su mecanismo de acción, este medicamento es el primero en su clase que asegura el crecimiento de vasos capilares en el tejido isquémico. Este es un progreso innovador importante. Este fármaco es el primero en la práctica mundial, que ha sido autorizado oficialmente para la denominada angiogénesis terapéutica, es decir, para la inducción del crecimiento de vasos en aquellos tejidos donde es indispensable. Hasta el momento, este tipo de pacientes no recibían en realidad un tratamiento adecuado. Ahora, en nuestro arsenal disponemos de un instrumento bastante eficaz.

Al paciente se administra una inyección intramuscular con Neovasculgen en las partes afectadas de las extremidades.

Las moléculas del fármaco van a dar al interior de las células, las que comienzan a leer la información. El principio de acción del medicamento consiste en el empleo de un gene especial VEGF 165, que obliga al organismo a crear vasos.

Esto se parece al crecimiento de ramas en el tronco de un árbol talado: las células de los vasos “se separan” (división celular en la que el citoplasma se escinde en dos partes de tamaño muy desigual), y comienzan a crecer en las venas afectadas, a aumentar gradualmente en diámetro, explica el especialista. Justamente su crecimiento y autoorganización en la estructura tubular lleva al desarrollo del torrente vascular, que más tarde se llena de sangre, y en ese tramo comienza su circulación. Y por consiguiente, en lugar de la muerte y de la necrosis del tejido reciben una circulación sanguínea adecuada.

Ello ayuda a compensar el síndrome de la isquemia crónica de las extremidades inferiores. Roman Dieiev agregaba que, en todo el mundo, desde fines de los años ochenta del siglo pasado que está en marcha la búsqueda de un tratamiento eficaz de esta enfermedad que evite el quirófano. Se han realizado unas veinte investigaciones clínicas. Una parte de ellas se separó en distintas etapas, pero las restantes no han llegado a la tercera fase de las pruebas clínicas, en la que, propiamente, se prueba la eficacia de los medicamentos y métodos.

Los especialistas del Instituto de Células Madre necesitaron once años: el Neovasculgen comenzaron a elaborarlo en 2001. “Nuestra construcción resultó ser la más óptima”, apunta el director médico del Instituto. Nosotros empeñamos suficientes esfuerzos para ubicarnos entre los líderes”. En el Instituto de Células Madre planean, antes de fines de año, producir un millar de envases de Neovasculgen, y más adelante, alcanzar una producción de cuarenta mil al año.

El precio del tratamiento con este fármaco es casi el cincuenta por ciento más barato que lo que demanda una operación de prótesis vascular. Además, tiene perspectivas para combatir la arteriosclerosis, las trombosis, la isquemia cardiaca. Los creadores de este remedio portentoso confían incursionar próximamente los mercados de la CEI, de la Unión Europea y de EEUU.

FUENTE:

http://spanish.ruvr.ru/2012_07_17/Rusia-medicamento-produccion-vasos-sanguineos-medicina-salud/

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s