Lo que “nieva” en Marte es hielo seco de CO2.

Parece que en Marte ya llegó el invierno, cuando menos en el polo sur del planeta. Científicos de la NASA descubrieron que la nieve que cae en el ‘planeta rojo’ no está hecha de agua, sino de dióxido de carbono congelado.

Se puede observar en la imagen, la evolución del hielo cortical en Marte.
Las flechas blancas indican el eje de rotación del planeta, y el ángulo que forman con las líneas discontinuas señala la oblicuidad del eje. A lo largo del ciclo, enormes cantidades de hielo se desplazan desde los polos al ecuador y viceversa.

Parece que en Marte ya llegó el invierno, cuando menos en el polo sur del planeta. Científicos de la NASA descubrieron que la nieve que cae en el ‘planeta rojo’ no está hecha de agua, sino de dióxido de carbono congelado.
Información que se publicará en el Journal de Geophysical Research señala que esta es la primera evidencia de copos de nieve de dióxido de carbono que caen en nuestro sistema solar.

El dióxido de carbono congelado, mejor conocido como hielo seco, requiere temperaturas menores del nivel de congelación del agua para producirse, es decir, menos de 193 grados Fahreinheit o menos de 125 grados Celsius.
Los datos proporcionados por la Órbita de Reconocimiento de Marte “recuerdan a los científicos que aunque algunas partes de Marte puedan lucir como la Tierra, el ‘planeta rojo’ es muy diferente”, señala la agencia espacial en su página de internet.

Para Paul Hayne, el autor del reporte y miembro de la NASA indica que hay claras evidencias de que las nubes de Marte están compuestas de dióxido de carbono, a diferencia de las nubes de la Tierra que están compuestas por agua en sus diferentes estados.

Los datos de Hayne y sus compañeros de la NASA provienen de observaciones hechas en la región sur de Marte en el invierno de 2006 y 2007.

Ya en una expedición anterior se habían observado imágenes que muestra un material blanco debajo del polvo marciano.

El descubrimiento se da en el marco de la llegada del Curiosity a Marte. El 6 de agosto inició una misión de dos años en Marte, desde donde envía imágenes de la superficie del cráter Gale .

Está cargado con 10 instrumentos para evaluar si un área de estudio dentro del cráter Gale hay condiciones ambientales favorables para la vida microbiana.

El Curiosity tiene un reto difícil: determinar la habitabilidad de Marte , para lo que requiere encontrar tres ingredientes principales: un solvente (agua), estructura (compuestos de carbón) y energía, explicó Michael Mayer, científico líder en el Programa de Exploración de Marte días antes del aterrizaje  del vehículo.

 

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s