EE.UU: el índice de inflación es una mentira que ni sus ciudadanos creen.

Según este artículo de Infowars de Michael Snyder, en los EE.UU el Indice de inflación es también una mentira.

Obviamente que esta mentira observada por el periodismo norteamericano, no es tomada en cuenta ni por el FMI ni por los selectos y adinerados alumnos de Harvard, y solo son criticados y cuestionados los índices de precios de un país como la Argentina que sí logró sobreponerse a una crisis sin tener en cuenta los mandatos del FMI.

Vean como es la realidad americana en este artículo:

Podemos creer en algunos de los números con que el gobierno de los EE.UU nos atosiga en estos días?

La mayor parte de la atención ha sido focalizada en los bizarros reportes de trabajo lanzados este viernes, pero la verdad es que la tasa de inflación es también una mentira.

De hecho, la manera en la que el gobierno de los EE.UU calcula la inflación ha cambiado más de 20 veces desde 1978.

El gobierno americano esta constantemente buscando la forma de hacer aparecer los índices de inflación aún más bajos.

De acuerdo a John Williams de http://www.shadowstats.com, si la inflación fuera medida de la manera como fue hecha en 1990, la tasa de inflación sería ahora mismo del 5% (cinco).

Si la inflación fuera medida como en 1980, el índice de inflación sería del 9% (nueve).

Pero sin embargo, se espera que nosotros creamos que el índice de inflación ronda el 2%.

Bien, cualquiera que vaya al supermercado o llene el tanque de su vehículo con gasolina sabe que los precios suben mucho más rápido que eso.

Casi todo lo que compramos como regla general se vuelve más caro, y es así que muchos americanos no están comprando ese argumento cuando los funcionarios del gobierno nos dicen que casi no hay inflación ahora.

El Índice precios al consumidor de la Oficina de Estadísticas Laborales (IPC) subió 3,1% en 2011. Sin embargo, el índice de precios de todos los días (EPI) indica que mayoría de los estadounidenses vieron aumentar a sus gastos cotidianos en un 8%. Eso es porque el EPI excluye vivienda, automóviles, muebles, electrodomésticos y otros artículos a que son adquiridos ocasionalmente.

Que se supone deberíamos creer?

Alguien que compra alimentos en forma regular sabe que los precios de los alimentos han sido aumentados significativamente en los dos últimos años, y debido a la sequía actual las cosas están a punto de empeorar mucho más.

En particular, se espera que la sequía haga subir los precios de la carne mucho más altos en los próximos 12 meses.

Lo siguiente es de un reciente artículo de Reuters.:

“La peor sequía que afectó a tierras de cultivo de U.S.A  en más de medio siglo , podría dejar pronto a los americanos tocando el fondo vacio de sus bolsillos para poder financiar un lujo que solo pocos en otros países disfrutan: carne barata.

Los campos diezmados por la sequía han empujado el precio de los granos por las nubes, y los crecientes costos de alimentación ganadera han llevado a algunos productores de ganado a liquidar sus rebaños. Esto se espera que disminuya el suministro a largo plazo de la carne en U.S.A y empuje hacia arriba los precios en el mostrador de la carne.”

Algunos analistas están proyectando que podremos los ver precios de los alimentos en subir un 14 por ciento o más durante el próximo año.

Así que quizás desee comenzar a recortar su lista de compras, porque un viaje al supermercado está a punto de convertirse en algo más doloroso para la billetera.

Las facturas del agua también han estado aumentando constantemente el país.

Según un estudio realizado por USA Today, algunos estadounidenses han visto sus facturas de agua triplicarse en los últimos 12 años.

“Mientras que la mayoría de los estadounidenses se preocupa por los precios gas y la calefacción, las tarifas de agua han aumentado en los últimos doce años, según un estudio de USA TODAY en 100 municipios. Los precios al menos se duplicaron en más de una cuarta parte de los lugares e incluso se triplicaron en varios.”.

¿Entonces que lo que está causando que los precios del agua se disparen?

Las siguientes son las razones aducidas por USA Today:

La tendencia hacia las facturas más altas está impulsada por:

– El costo de pagar la deuda en bonos emitidos por los  municipios para financiar reparaciones costosas o actualizaciones sobre los sistemas de agua viejos y deteriorados.

– Aumentos en el costo de la electricidad, combustible y químicos utilizados para la provición y tratamiento de agua.

– Cumplimiento de los requerimientos para el agua limpia del gobierno federal.

– Aumento de Pensiones y los costos de salud para trabajadores de las Agencia del agua.

– Aumentar las protecciones de seguridad para sistemas de agua desde los ataques terroristas del 9/11.

Lamentablemente, uno de los expertos entrevistados por USA Today dijo que podemos esperar que las facturas de agua aumenten entre 5 y 15 por ciento al año de aquí en adelante.

Por supuesto el precio de la gasolina se ha vuelto absolutamente escandaloso y se ha duplicado desde que Barack Obama entró en la Casa Blanca, y el  americano promedio gastó más de U$S 4000 en gasolina el año pasado.

En California, problemas temporales con las refinerías han enviado los precios de la gasolina a las nubes disparándose durante la semana pasada.

El precio promedio de un galón de gasolina alcanzó otro récord el domingo. Según la AAA, el precio promedio de un galón de gasolina normal sin plomo en California es ahora U$S 4.655 y en algunos lugares es más de U$S 5.00 por galón.

Desafortunadamente, algunos analistas advierten que los problemas de abastecimiento en California pueden durar hasta noviembre.

Esperemos que este sea un recordatorio para todos nosotros de lo vulnerable que puede ser nuestra infraestructura económica. Si problemas temporales de refinería pueden causar este tipo de caos, ¿qué haría una gran crisis?

Pero a pesar de todas las pruebas en contrario, Presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke sigue insistiendo en que los precios son ahora muy estables.

De hecho, una de las razones por qué las que dice que más impresión de dinero (“alivio cuantitativo”) está bien y es correcta es porque estamos en un ambiente de “baja inflación” por el momento.

Lamentablemente, esto es exactamente el tipo de pensamiento delirante que llevó a la horrible crisis en la República de Weimar en la década de 1920. La facilitación cuantitativa no funcionó para la República de Weimar, y no va a funcionar para nosotros tampoco.

Pero hará que los precios de las cosas que compramos usualmente suban aún más.

¿Qué podemos hacer sobre todo esto?

Obviamente al autor de este artículo de Infowars, el consejo que humildemente le daríamos desde este blog es que no acuda al FMI y haga exactamente lo contrario.

FUENTE:

Traducido de : http://www.infowars.com/the-inflation-rate-is-a-lie-too

 

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s