Antes de sacarme los órganos esperen a que este bien muerto.

En términos concretos, la muerte encefálica es la pérdida total de todas las funciones del cerebro: se pierde la capacidad de respirar y el cuerpo sólo puede ser mantenido artificialmente.

Y aclaran que el estado de coma profundo es la pérdida de la conciencia, pero no de las funciones cerebrales, que son las que permiten que la persona respire por sí sola.

Esto es lo que la ciencia nos explica, pero siempre aparecen casos que nos angustian por enfrentarnos a nuestros miedos mas profundos y más aún cuando alguna legislación en algunos países ya nos avisa cual será nuestro destino.

Una chica de 19 años abrió los ojos en el hospital cuando la iban a preparar para obtener las partes de su cuerpo que podían ser trasplantadas.

Los padres de Carina Melchior, de 20 años, están a punto de demandar al Hospital de Aarhus, en Dinamarca, porque los médicos “se dieron por vencidos porque querían un donante de órganos” y por eso dejaron a su hija sin asistencia respiratoria y en coma. Pero la adolescente abrió los ojos justo antes de entrar al quirófano donde iban a extraer sus vísceras.

Carina le ganó tanto a la adversidad como a sus propios médicos después de sobrevivir a un accidente de tránsito en octubre pasado, cuando tenía 19 años. La joven pasó tres días en coma antes de que sus médicos notaran que su actividad cerebral decrecía notablemente, lo que los impulsó a comentarle a los padres de la joven que quizás era tiempo de decidir si donarían sus órganos o no.

“Esos bandidos con delantal blanco se dieron por vencidos muy rápido porque querían un donante de órganos”, disparó Kim Melchior, el padre de la chica, según el sitio inglés Daily Mail. Al parecer, la charla entre los médicos y los padres de la paciente devino en la decisión de retirar el mecanismo de respiración asistida.

Pero un día después de dejar de recibir ayuda mecánica para respirar, Carina abrió los ojos y hasta empezó a mover las piernas. Para ese momento, los médicos ya estaban haciendo los primeros análisis para determinar si sus órganos eran compatibles con los pacientes en la lista de espera para trasplantes.

El caso de Carina despertó la polémica en Dinamarca por la celeridad con la que se procede a inciar la recolección de órganos en pacientes que aún no han sido declarados clínicamente muertos. Mientras tanto, la adolescente contó su historia en un documental llamado “La chica que no quería morir” y ahora se recupera y hasta anda a caballo: “Quiero trabajar como diseñadora gráfica”, comentó.

Pero un doctor danés que se comunicó con el sitio Daily Mail aclaró que “no se cometieron errores” en el tratamiento que recibió la chica y gracias a ello se recuperó. “La historia dice mucho de la importancia de la comunicación entre los médicos y la familia. Si se hubiesen expresado diferente quizás no se habrían sentido tan maltratados”, explicó.

Parece que las soluciones biotecnológicas, como la obtención de órganos transgénicos de forma masiva, podría ser la solución mas plausible para evitar que dentro de unos siglos, nos transformemos en una de esas razas de “ciencia ficción” que como buitres estén esperando que alguien se muera para aprovechar sus órganos.

FUENTE:

http://www.minutouno.com/notas/265724-una-joven-se-desperto-un-coma-justo-antes-que-le-extrajeran-sus-organos

http://www.paula.cl/reportaje/no-soy-donante/

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.