Makemake, el planeta enano en los confines del Sistema Solar no tiene atmósfera.

Impresión del artista. Planeta Makemake

Astrónomos españoles e internacionales estudiaron al planeta enano Makemake, que orbita en los confines del Sistema Solar y confirmaron por primera vez que no tiene atmósfera.

Algunos suponían que el lejano y gélido Makemake podría tener una atmósfera como Plutón, pero “este no parece ser el caso”, señala el informe publicado ayer por el Observatorio Espacial Europeo (ESO), desde Paranal, en el Desierto de Atacama de Chile.

Makemake divinidad de la isla de Pascua.

Makemake, llamado oficialmente (136472) Makemake, es uno de los cuerpos celestes más distantes del Sistema Solar, mucho más lejano de Plutón, y más cerca de Eris, otro planeta enano, el más masivo del sistema, y que tampoco cuenta con una atmósfera como los planetas.

Para su estudio los astrónomos usaron un momento particular en el que Makemake transitó por sobre una estrella, que se encontraba en el mismo campo de visión. Entonces el equipo liderado por José Luis Ortiz, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), de España, combinó múltiples observaciones con los diferentes telescopios de ESO, para determinar si tenía o no atmósfera y cuáles eran sus características.

“Cuando Makemake pasó frente a la estrella, bloqueando su luz, en lugar de apagarse y volver a brillar de forma gradual, la estrella desapareció y reapareció de forma muy brusca. Esto significa que el pequeño planeta enano no tiene una atmósfera significativa”, afirmó José Luis Ortiz.

En la fotografía de la galería se observa el camino que trazó su sombra durante la ocultación de una estrella débil en abril de 2011. Desde varios sitios de sur América, incluyendo los observatorios de La Silla y Paranal de ESO, se pudo ver cómo la estrella desaparecía brevemente cuando su luz fue bloqueada.

“Se pensaba que Makemake podría haber desarrollado una atmósfera. Que no haya pruebas de que la tiene nos demuestra lo mucho que aún nos queda por aprender de este misterioso tipo de objetos. Descubrir por primera vez algunas de las propiedades de Makemake es un gran paso adelante en nuestro estudio del selecto club de los planetas enanos helados”, agregó el astrofísico.

El paso del cuerpo gélido ensombreciendo una estrella fue particularmente inusual, ya que se mueve en un área del cielo que cuenta con pocas. “Predecir y detectar con precisión estos excepcionales acontecimientos es extremadamente complicado y la exitosa observación llevada a cabo por un equipo coordinado, repartido por varios lugares de sur de América, hace aún más valioso este logro”, señala ESO.

Para el estudio se usaron los telescopios VLT (Very Large Telescope), el NTT (New Technology Telescope), y el TRAPPIST (TRAnsiting Planets and PlanetesImals Small Telescope) que se encuentran en los Observatorios Paranal y La Silla de ESO.

Makemake y Plutón

(136472) Makemake fue descubierto el 31 de marzo de 2005 por el Observatorio Monte Palomar y recibió el nombre de una divinidad de la isla de Pascua.

Es un cuerpo celeste que no tiene lunas, y está a una distancia muy lejana del Sistema Solar, lo que lo hace difícil de estudiar. Cuando los objetos celestes tienen una o varias lunas orbitando a su alrededor, los movimientos de estas lunas pueden utilizarse para deducir la masa del objeto. “Esto no es posible en el caso de Makemake”, señala ESO.

Desde hace un tiempo, algunos astrónomos caracterizaron a Plutón, Makemake y Eris como parte del grupo de planetas enanos y gélidos, en los confines del Sistema Solar, sin embargo en 2009 se descubrió que Plutón es diferente y tiene atmósfera. Estudios posteriores revelaron que no es el caso en Eris y ahora se confirmó, que tampoco la tiene Makemake.

En 2009 utilizando el telescopio Very Large Telescope de ESO, los astrónomos revelaron que Plutón tenía una atmósfera caracterizada por unos 40 grados de temperatura superior que en su superficie, la cual es de unos -180 grados Celsius, y que contenía inesperadas cantidades de metano.

Desde los años 80 se pensaba que Plutón poseía una atmósfera tenue que consiste en un envoltorio delgado constituido en su mayoría de nitrógeno con rastros de metano y probablemente monóxido de carbono.

A medida que Plutón se aleja del Sol, durante su órbita de 248 años de duración, su atmósfera gradualmente se congela y va descendiendo. Cuando se encuentra más cerca del Sol la temperatura de la sólida superficie de Plutón aumenta, haciendo que el hielo se sublime, convirtiéndose en gas.

FUENTE:

Artículo original de lagranepoca.com

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s