Torio amenaza con la proliferación de armamento nuclear en laboratorios estándares.

La Central Nuclear de Atucha en Argentina, es también la primera y única central comercial de agua pesada en el mundo que funciona totalmente con uranio levemente enriquecido.

La Central Nuclear de Atucha en Argentina, es también la primera y única central comercial de agua pesada en el mundo que funciona totalmente con uranio levemente enriquecido.

El torio , de símbolo Th y número atómico 90, pertenece a la serie de los actínidos. Se encuentra en estado natural en los minerales monacita, torita y torianita.

El torio pertenece a la familia de las sustancias radiactivas, lo cual implica que su núcleo es inestable y tras cierto tiempo se convierte en otro elemento. Por ello tiene potencial para utilización futura como combustible nuclear.Especialistas de energía nuclear de cuatro universidades británicas sugieren que a pesar de que el elemento metálico Torio está siendo promovido como un combustible superior para las plantas nucleares, es capaz de producir de manera encubierta el uranio-233, un material altamente tóxico usable en armas nucleares.

“El reprocesamiento químico de torio irradiado a pequeña escala puede crear un isótopo del uranio, el Uranio-233, que podría ser utilizado en armas nucleares “, dijo el ingeniero Steve Ashley de la Universidad de Cambridge, en el informe de su estudio, el 5 de diciembre.

Los científicos creen que esto se produce de manera encubierta. Al irradiar el metal de Torio se separa el isótopo protactinio-233. Una vez que esto ocurre, el protactinio decae en puro uranio-233 por sí mismo, como un subproducto radiotóxico.

Con 1,6 toneladas de torio, se pueden lograr ochokilogramos de uranio-233, lo mínimo requerido para un arma nuclear, y “en menos de un año”.

“Los procesos químicos que se necesitan para la separación protactinio podrían ser efectuadas con equipos de laboratorio estándar, lo que podría permitir que suceda en secreto, y más allá de la supervisión de las organizaciones como la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), dice el documento.

El torio resulta atractivo porque es abundante y además no mantiene la fisión nuclear, señala el estudio, y tiende a romperse en varias etapas durante la desintegración cuando se bombardea con neutrones, y se desintegra finalmente en uranio-233.

Sin embargo, este uranio-233 es peligroso y requiere un cuidado especial, señala el ingeniero de Cambridge.

Ashley explica que es un isótopo “altamente radiotóxico”, que requiere un manejo muy cuidadoso, técnicas especializadas y el uso de unas cámaras de contención fuertemente blindadas.

“El problema es que la irradiación de neutrones de torio-232 podría tener lugar en una pequeña instalación”, dijo Ashley, con peligrosos efectos contaminantes.

“Podría ocurrir en un reactor de investigación, de los cuales hay unos 500 en todo el mundo, lo que puede hacer que sea difícil de controlar”.

Los científicos piden a las autoridades medidas a corto plazo, para controlar la irradiación de los materiales basados en el torio con neutrones, y evitar las plantas de combustibles basados en este metal.

Lo más importante es reconocer que el torio no es una vía hacia un futuro libre de armas nucleares contra los riesgos de proliferación, como algunos parecen creer”, agregó Ashley.

torio[1]

“La aparición de las tecnologías de torio traerá problemas, así como los beneficios. Necesitamos más debate sobre los riesgos asociados, si queremos un futuro nuclear más seguro”.

El torio es el elemento químico 90 de la Tabla Periódica. Según el medio Lenntech, se usó anteriormente en dentífricos y ahora se lo ve en mezclas con magnesio para revestir aparatos electrónicos, en lámparas eléctricas, mezclado con vidrio genera productos de alto índice de refracción y baja dispersión.

Torio en la selva

Ya en el año 2010 el Torio era noticia en el Brasil, cuando la Policía incauta 450 kilos de material radioactivo en la selva amazónica.

Los materiales encontrados no corresponden a uranio enriquecido, como fue informado por varias fuentes, sino a un mineral denominado torianita que en su composición natural contiene alrededor de 8% de uranio natural.

La zona norte de Brasil ha sido el objetivo para el tráfico ilegal de este tipo de minerales desde hace años por redes de aventureros llamados “garimpeiros“, con un severo seguimiento de los casos por parte la policía brasileña.

El tráfico de estos materiales no está inmediatamente relacionado con la proliferación, ya que no se trata de “uranio enriquecido”, sino de un mineral que contiene una cantidad considerable de uranio natural. Sin embargo tanto el torio como el uranio en cuestión implican riesgos de exposición a radiaciones nocivas.

La sustancia encontrada tiene una componente de uranio natural de entre el 8% y 9%. Como se sabe, el uranio natural contiene sólo 0,7% de uranio 235, por lo que deber ser enriquecido hasta por lo menos el 90% para su utilización en armas nucleares.

La Policía brasileña ha incautado 450 kilos de mineral de uranio enriquecido en el estado septentrional de Amapa. El material fue hallado ayer viernes en un área remota de un bosque tropical.

La zona en que fue hallado es rica en tales minerales, aunque se desconoce el destino final del material.

FUENTE:

http://npsglobal.org/esp/noticias/31-materiales-sensitivos/866-brasil-la-policia-incauta-450-kilos-de-material-radioactivo-en-la-selva-.html

http://www.lagranepoca.com/26400-torio-amenaza-proliferacion-armamento-nuclear-laboratorios-estandares

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s