La falsa inversión extranjera empuja a economía china al colapso.

Stand en la Feria de Bienes Raíces de Beijing 2010. Las falsas inversiones extranjeras y especulaciones en bienes raíces alimentadas por la corrupción y el lavado de dinero conducen a la economía china al borde del colapso, opinan los expertos. (Feng Li/Getty Images)

Stand en la Feria de Bienes Raíces de Beijing 2010. Las falsas inversiones extranjeras y especulaciones en bienes raíces alimentadas por la corrupción y el lavado de dinero conducen a la economía china al borde del colapso, opinan los expertos. (Feng Li/Getty Images)

La insistencia en la imperiosa necesidad de Argentina de atraer Inversiones Extranjeras Directas (IED) para consolidar el crecimiento, además de falsa en los términos en que se formula, esconde la “promoción” de las políticas económicas neoliberales que además de haber fracasado estrepitosamente, sólo sirven a los grandes intereses nacionales e internacionales. La Argentina dispone de recursos naturales y financieros necesarios para el crecimiento y las inversiones extranjeras vendrán como consecuencia de éste desarrollo y no al revés.

La prueba de que Argentina no tiene que escuchar esos consejos malintencionados es el caso de una nación como China, donde se estima que el 80% de las inversiones se originan de empresas ficticias que son registradas por funcionarios chinos corruptos en paraísos fiscales extranjeros, y que luego transfieren el dinero lavado en China como inversión extranjera directa.

Billones de dólares en capitales ilícitos, falsas inversiones extranjeras y especulaciones en bienes raíces alimentadas por la corrupción y el lavado de dinero conducen a la economía china al borde del colapso, opinan los expertos.

Desde sus reformas económicas a finales de los 70, China depende fuertemente de la inversión extranjera para inflar su PBI. Pero hoy, el capital masivo que ha sido retirado de China a través de egresos ilícitos a menudo es reinvertido en China disfrazado como inversión extranjera directa (IED). Al mismo tiempo, empresas y funcionarios corruptos, que robaron el dinero, disfrutan de los beneficios e incentivos que ofrece el régimen chino para atraer al capital extranjero. Este “dinero de ida y vuelta” típicamente aterriza en la especulación inmobiliaria, donde los retornos son altos y rápidos.

La economía china tuvo un egreso de US$ 3,79 mil millones en capitales ilícitos a partir del 2000 hasta 2011, según un informe de Integridad Financiera Global de octubre de 2012.

El Observador Económico, una publicación china, citó un informe interno de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, en el cual se dijo que sólo en 2012, un billón de dólares fue ilegalmente sacado de China; significando un aumento de US$ 600 mil millones respecto a 2011 y de US$ 412 mil millones en 2010. Este informe oficial pronosticó que la cifra podría crecer asombrosamente a US$ 1,5 billones para el 2013.

El informe Global de Integridad Financiera relacionó los ilícitos egresos masivos con la IED ‘falsa’, diciendo que perjudican a la economía porque esas inversiones “normalmente no generan muchos empleos ni conocimientos técnicos importantes que aumenten la capacidad productiva de la economía”.

Tal IED ‘falsa’ ha permanecido en existencia desde el año 2004, según Cheng Xiaonong, economista y ex consejero de Zhao Ziyang, líder del Partido Comunista Chino desde 1987 hasta 1989.

La investigación de Cheng en todas las inversiones extranjeras entre 1991 a 2008, condujo a un descubrimiento alarmante: desde 2007, aproximadamente el 70% del registro chino de IED, se originó de paraísos fiscales y centros financieros extraterritoriales, como las Bahamas, las Islas Caimán y Mauricio.

Aproximadamente, sólo el 30% de las IED en 2008 fue de capital extranjero genuino y el 70% restante era falso, dijo Cheng a Radio Francia Internacional. Estimó que el porcentaje de IED se elevó entre 80% y 90% en 2012.

La mayoría del dinero de esta inversión de ida y vuelta, se origina de empresas ficticias que son registradas por funcionarios chinos corruptos en paraísos fiscales extranjeros. Estas empresas huecas luego transfieren el dinero lavado en China como inversión extranjera directa. Es por ello que las reservas de divisas de China seguían siendo altas a pesar de esas masivas e ilícitas salidas de capital, explica Cheng.

El Dr. Frank Xie, que enseña negocios en la Universidad de Carolina del Sur, Aiken, dijo recientemente en una entrevista con New Tang Dynasty Television que la IED ‘falsa’, explota a la economía china de múltiples formas.

En primer lugar, este tipo de IED goza de los beneficios por impuestos y terrenos. En segundo lugar, si una inversión produce ganancias, esas ganancias se transferirán de regreso al extranjero, a los paraísos fiscales. En tercer lugar, si se construyen bienes para la exportación, el inversionista puede tomar ventaja de la política de devolución de impuestos a la exportación, dijo Xie.

Al hablar de la influencia de esta IED en la economía de China, Xie acordó que esta falsa inversión extranjera también aumenta falsamente el PBI, mientras que el impacto en la economía realmente es engañoso y más perjudicial que beneficioso.

Cheng estuvo de acuerdo, dijo que esta influencia distorsiona toda la estructura económica de China, ya que los flujos de la IED ‘falsa’ fluyen principalmente a la especulación inmobiliaria. Esto tiende a inflar la burbuja inmobiliaria y crear el engañoso crecimiento a corto plazo en industrias que dependen de la construcción como el acero, dijo. En su opinión, muchas personas e industrias chinas trabajan diligentemente, pero sus esfuerzos principalmente terminan ayudando a los funcionarios corruptos que acumulan bienes raíces.

Refiriéndose a otras preocupaciones sobre el ya inflado mercado inmobiliario, Cheng dijo que los funcionarios corruptos han invertido mucho más en vivienda que lo que puedan llegar a usar o revender, aprovechando esquemas de dinero prestado y empresas especulativas de bienes raíces. Además, se benefician de deducciones aunque la propiedad no se venda. Esa es otra razón por la cual China ahora tiene decenas de millones de hogares de inversión vendidos pero no utilizados, convirtiendo el mercado en una burbuja inmobiliaria que es una bomba potencial según Cheng.

Cheng advirtió que una vez que estalle la burbuja inmobiliaria, el impacto será amplio y profundo debido a que los préstamos de bienes raíces de funcionarios corruptos están siendo financiados con los depósitos del pueblo en los bancos chinos. Cuando eso suceda, decenas de billones de dólares en ahorros de la gente china, se irán por el desagüe y China enfrentará una crisis económica diez veces más grave que la de Japón y Estados Unidos, predijo él.

FUENTE:

http://www.lagranepoca.com/27283-inversion-extranjera-falsa-empuja-economia-china-al-colapso

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s