Cuando nuestro estado mental se manifiesta en el cuerpo.

somatizarPor somatización entendemos cualquier síntoma corporal que surge o se incrementa en respuesta a factores psicológicos o situacionales. Además las somatizaciones son frecuentes en pacientes que sufren de depresión y ansiedad y se ha encontrado una gran asociación entre la somatización y el estrés.

Es difícil de comprender para la persona que un síntoma físico tenga un origen psicológico sin embargo estudios han demostrado que mente y cuerpo están directamente relacionados Es por ello, que existe una estrecha relación entre los estados mentales y cambios en nuestro organismo.

Pero las dolencias somatizadas o no, tarde o temprano se manifiestan en nuestro organismo, como una espalda que se reciente y se dobla por el peso de una carga pesada de llevar.

Es así que, cuando observamos a una persona, podemos acceder a parte de los secretos con los que va cargando, ya que estos se manifiestan como señales en el cuerpo.

Algunos autores proponen que en cada enfermedad hay una prohibición subyacente. ¿Qué pasa cuando hay secretos, cuando ponemos o nos ponen límites para expresar lo que pensamos, lo que sentimos, lo que deseamos y lo que hacemos?

Esos secretos no desaparecen, como nada desaparece en el Universo, sino que todo está en un constante proceso de transformación. Entonces, insistimos, ¿a donde van a parar esos “no dichos”?

En base a esto, Alejandro Jodorowsky propone a modo de hipótesis diez destinos, en formato de enfermedades a testar en el mapa del cuerpo, como posibles áreas de somatización y destinos de tales secretos:

1.-Bruxismo: lo que la boca calla de día, los dientes lo rechinan por la noche. Es por tanto muy importante que expresemos esos secretos que tal vez se han acumulado en forma de ira en nuestro interior. Deberíamos emprender las acciones necesarias para materializar nuestros deseos

2.-Pólipos y quistes en las cuerdas bucales: los secretos se estancan y guardan en bolsitas para que no salgan a la luz. Tal vez se trate de secretos relacionados con nuestro linaje materno. Si ese es nuestro caso deberíamos averiguar qué secretos nos han prohibido revelar y se han acabado enquistando en nuestra garganta.

3.-Disfemia o tartamudez: Se pierde la coordinación, el ritmo, entre lo que se piensa y lo que se dice, que puede ser contradictorio. Se vive en un conflicto; por una parte, desea expresar lo que siente pero, al mismo tiempo, le gustaría retener sus palabras. Hay un miedo a soltarse, a lo incontrolado, a lo desconocido… Si el tartamudeo desaparece con el canto, ¿por qué no utilizarlo para expresarnos con libertad?

4.-Verborrea o ataques de tos: Chorros de ruidos sustitutorios y que reemplazan lo que se calla. Es una forma de escapar, donde las palabras impiden acceder a la consciencia.

5.-Sordera congénita en posteriores generaciones: los nuevos frutos nacen programados para no oír, lo que se fracasa en callar. ¿Qué es lo que no queremos escuchar? Es un sistema de defensa para permanecer en un aislamiento y no ser molestados. En ocasiones la sordera afecta a uno de los oídos, el derecho si no se desea escuchar algo del linaje paterno o el izquierdo si el secreto estaba en el linaje materno.

6.-Caries: se calla la emoción de la rabia, se prohibe expresar la ira que se considera sucia y en los dientes se queda estancada, para desgracia del esmalte que los cubre. De este modo nos bloqueamos y no podemos actuar ni manifestar nuestros deseos.

7.-Infecciones de garganta: Madres represoras de la expansión de sus hijos, les limitan sus deseos que permanecen como saquitos de intrusos virus y bacterias infectando sus gargantas. Somos heridos emocionalmente sin ser capaces de pronunciar palabra alguna; nos tragamos lo que pensamos llegando en ocasiones a la afonía.

8.-Erupciones labiales: los labios que callan sus necesidades de contacto enferman, la piel de los mismos se vuelve tan áspera que dificulta la alimentación y la expresión de amor mediante los besos. Podemos profundizar en el problema tomando en consideración que el labio superior es el intelectual y el inferior el sensual.

9.-Aerofagia, acidez, vómitos y otras molestias estomacales: cuando “nos tragamos” lo que deseamos expresar, el estómago no lo digiere con facilidad y reacciona con la acción contraria. Una idea que no podemos digerir ni asimilar la disimulamos tragando aire.

10.-Dientes no alineados: los conflictos callados de los ancestros se muestran en dientes que se “dan la espalda” y se pelean por el espacio de nuestra limitada encía. Una mala dentadura es señal de una agresividad contenida.

A veces no nos damos cuenta que requerimos de la ayuda médica o psicológica para soportar cargas que por haberlas llevado tanto tiempo sobre nuestras espaldas se muestran en nuestro cuerpo.

Para sanar, analizar y entrar en acción: contra la represión, los permisos, contra los límites, la libertad.

FUENTE:

http://planosinfin.com/category/alejandro-jodorowsky/

Artículo original estaba en: http://planocreativo.wordpress.com/2008/08/17/secretos-diez-destinos-para-lo-no-dicho/

Anuncios

2 pensamientos en “Cuando nuestro estado mental se manifiesta en el cuerpo.

  1. ¡¡Con este artículo si que has hecho que me quede por tu blog!! ¿Psicomagia? Un término que me encantó la primera vez que leí sobre el tema… Y que aún me intriga porque creo que tiene mucho que ver en todo lo que nos sucede… aunque como todo siempre tenemos que aplicar la visión crítica y comenzar con conocernos a nosotros mismos.

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • La psicomagia es una técnica creada y ejercida por Jodorowsky, ( un artista chileno de ascendencia judío-ucraniana, nacionalizado francés en 1980) que pretende servir de sanación espiritual. Si bien propone resolver conflictos psicológicos y hasta somáticos, no es una técnica científica ni es reproducible. El mismo Jodorowsky reconoce que no se sitúa «en el terreno científico». De acuerdo con este, hunde sus raíces en el chamanismo, el tarot, el psicoanálisis y el efecto del teatro. «Para mí la psicomagia es como una derivación de la poesía, del teatro… de todo lo que he hecho».

      Jodorowsky fundamenta su metodología en la premisa (sin fundamento científico) de que el inconsciente toma los actos simbólicos como si fuesen hechos reales de manera que un acto mágico-simbólico-sagrado podría modificar el comportamiento del inconsciente, y por consiguiente, si estuviese bien aplicado, curar ciertos traumas psicológicos. Estos actos son «diseñados a medida» y se prescriben después de que el «psicomago» analice las peculiaridades personales del consultante, e incluso estudie su árbol genealógico. Para esto, Jodorowsky creó la psicogenealogía. Esta parte de la premisa de que determinados traumas y comportamientos inconscientes se transmiten de generación en generación, por lo que, para que un individuo tome consciencia de ellos y pueda desligarse de los mismos, es necesario que estudie y haga actos psicomágicos basados en su árbol genealógico y los patrones que existen en él.

      FUENTE: https://es.wikipedia.org/wiki/Alejandro_Jodorowsky

      Me gusta

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s