Al final el universo no se expande en absoluto.

expansion_universoDe vez en cuando, los cosmólogos deciden que el universo necesita un replanteamiento.

Por ejemplo, durante el pasado siglo, lo han comparado con un globo inflado, decorado con galaxias. Pero ahora un físico teórico ha pinchado esta idea de los libros de texto proponiendo una sugerencia herética – a saber: “el universo no se expande en absoluto.”

La idea de que un universo es inmutable – un telón de fondo constante que solo se altera con nuestra visión local de los cielos – hace mucho tiempo que fue desechada, gracias al trabajo de los astrónomos como Edwin Hubble en la década de 1920.

Hubble trabajaba basado en el Monte Wilson en el Condado de Los Angeles, donde había sido instalado el telescopio Hooker de 100 pulgadas, entonces el más poderoso del mundo.. Lo usó para analizar la luz que los átomos constitutivos de galaxias emitían o absorbían, y que aparecen en colores característicos, o frecuencias.

El sabía que estas frecuencias aparecerían desplazadas hacia el extremo rojo del espectro si las galaxias se alejaban de nosotros, como cuando escuchamos el cambio de tono de una sirena de policía que pasa y se aleja de nosotros.

Efectivamente, el telescopio reveló que la mayoría de las galaxias exhiben tal “cambio hacia el rojo”– y, además, que la extensión del desplazamiento al rojo era mayor cuando las galaxias son más distantes.

La única conclusión era que el universo se estaba expandiendo. Desde el punto de vista de los habitantes de cualquiera de sus galaxias, parecía como si sus vecinos se estaban alejando.

Esta idea puede sonar monótona. Pero marcó el comienzo de una nueva visión revolucionaria de la naturaleza, origen y destino del universo, sugiriendo que hace miles de millones de años, el universo debe haber sido más denso de lo que es ahora, y que comenzó en un Big Bang.

Ahora aquel pensamiento convencional ha sido puesto cabeza abajo por un trabajo del profesor Christof Wetterich en la Universidad de Heidelberg en Alemania.

Éste señala que la señal de luz emitida por los átomos también se rige por las masas de sus partículas constituyentes, en particular sus electrones. La forma en que estos electrones absorben y emiten luz se desplazaría hacia el azul del espectro si los átomos fueran creciendo en masa y hacia el rojo si la perdieran.

Porque la frecuencia o “el tono” de la luz aumenta con la masa, el Prof Wetterich argumenta que las masas pueden haber sido menores hace mucho tiempo. Si estas han estado aumentando constantemente, los colores de las viejas galaxias se observarían desplazados hacia el rojo – y el grado de cambio hacia el rojo dependería de cuan lejos estaban de la tierra.

“Hasta ahora ninguno de mis colegas ha encontrado alguna falencia en esto”, dice.

Aunque su investigación todavía tiene que ser escrita en una publicación y revisada por sus pares, Nature informa que la idea de que el universo no se está expandiendo para nada – o incluso estaría en contratación – esta siendo tomada en serio por algunos expertos, como el Dr. HongSheng Zhao, un cosmólogo en la Universidad de St Andrews, quien ha trabajado en una teoría alternativa de la gravedad.

“No veo ninguna falla en el tratamiento matemático [de Prof Wetterich]”, dice. “Hubo versiones rudimentarias de esta idea hace dos décadas, y creo que es fascinante explorar esta representación alternativa de la expansión cósmica, donde la evolución del universo es como un teclado de piano ejecutado de un tono bajo a uno alto.”

Prof Wetterich toma una visión distante, de que su trabajo marca un cambio en perspectiva, con dos diferentes puntos de vista de la realidad: ya sea aquel en el que las distancias entre las galaxias crecen, como en la imagen tradicional del globo, o aquel en donde el tamaño de los átomos se reduce, aumentando su masa. O es una compleja mezcla de los dos. Uno de los beneficios de esta idea es que es capaz de deshacerse de la física de las singularidades al comienzo del tiempo, un desagradable infinito donde las leyes de la física rompen. En cambio, el Big Bang se desparrama sobre el pasado lejano: la primera nota del piano cósmico fue larga y grave.

Harry Cliff, un físico que trabajaban en el CERN que es miembro del Museo de Ciencia de la ciencia moderna, cree que llama la atención que un universo donde las partículas son cada vez más pesadas podría verse idéntico a uno donde se expande el espacio/tiempo.

“Encontrar dos maneras diferentes de pensar sobre el mismo problema a menudo conduce a nuevas ideas”, dice. “la Teoría de las Cuerdas, por ejemplo, está llena de ‘dualidades’ como esta, que permiten a los teóricos a buscar aquel punto vista que haga sus cálculos más simples.”

Si esta idea resulta ser correcta – y que ese un “si” muy grande – podría allanar el camino para nuevas formas de pensar acerca de nuestro universo. Si tenemos suerte, estas incluso podrían ser tan revolucionarias como lo fue Edwin Hubble, hace casi un siglo.

Roger Highfield es director de asuntos externos en el Museo de Ciencia

FUENTE:

http://www.telegraph.co.uk/science/roger-highfield/10239254/Astronomic-news-the-universe-may-not-be-expanding-after-all.html

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s