Un smartphone como microscópio para virus y nanopartículas

smartphone_microscopicTu smartphone ahora puede ver lo que el ojo desnudo no puede: un simple virus y partículas de material de menos de una milésima parte del ancho de un cabello humano.

Aydogan Ozcan, profesor de ingeniería eléctrica y de bioingeniería en la UCLA Escuela de ingeniería y Ciencias Aplicadas Henry Samueli y su equipo han creado un accesorio portátil para smartphone que puede utilizarse para realizar pruebas de campo sofisticadas para detectar virus y bacterias sin necesidad de voluminosos y costosos microscopios y equipos de laboratorio. El aparato pesa menos de medio kilo.

“Esta plataforma de imágenes basado en teléfono móvil podría ser utilizada para la detección de objetos por debajo de longitud de onda visible, incluyendo bacterias y virus específica y así mismo, podría permitir la práctica de nanotecnología y pruebas biomédicas en análisis de campo e incluso en entornos remotos y de recursos limitados”, dijo Ozcan. “Estos resultados constituyen también la primera vez que las nanopartículas individuales y virus han sido detectados mediante un sistema de imágenes basado en un sistema portátil de telefonía móvil”.

La nueva investigación, publicada en la revista de la American Chemical Society ACS Nano, viene seguida de otros recientes inventos de Ozcan, incluyendo un censor activado por cámara de celular para alergenos en productos alimenticios y un accesorio de smartphone que puede llevar a cabo pruebas renales comunes.

Smartphone_detectorCapturar imágenes nítidas de objetos tan pequeños como un simple virus o una nanopartícula es difícil porque la intensidad de la señal óptica y el contraste son muy bajos para los objetos que son más pequeños que la longitud de onda de la luz visible.

En el trabajo de ACS Nano, Ozcan detalla un dispositivo de microscopio fluorescente fabricado por una impresora tridimensional que contiene un filtro de color, una lente externa y un diodo de láser. El diodo ilumina las muestras de líquido o sólidas en un ángulo agudo de aproximadamente 15° grados. La iluminación oblicua evita la detección de luz dispersada que de lo contrario podría interferir con la imagen fluorescente prevista.

Usando este dispositivo, que se conecta directamente al módulo de la cámara en un smartphone, el equipo de Ozcan fue capaz de detectar partículas de citomegalovirus humano individuales (HCMV).

HCMV es un virus común que puede causar defectos congénitos tales como sordera y daño cerebral y puede acelerar la muerte de los adultos que han recibido implantes de órganos, que están infectados con el virus del VIH o cuyos sistemas inmunológicos han sido debilitados.

Una sola partícula de HCMV mide cerca de 150–300 nanómetros; un cabello humano es de aproximadamente 100.000 nanómetros de espesor.

En un experimento independiente, equipo de Ozcan también detectó nanopartículas — especialmente perlas de poliestireno marcadas con fluorescentes— tan pequeñas como 90-100 nanómetros.

Para comprobar estos resultados, los investigadores en el laboratorio de Ozcan utilizaron otros dispositivos de imagen, incluyendo un microscopio electrónico de barrido y un microscopio confocal de conteo de fotones. Estos experimentos confirmaron los hallazgos realizados utilizando el nuevo dispositivo de imagen basado en la telefonía móvil.

FUENTE:

http://phys.org/news/2013-09-smartphone-microscope-virus-nanoparticles.html

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s