Desarrollan tratamiento intravenoso para la enfermedad pulmonar EPOC

pulmonesCientíficos irlandeses han desarrollado un tratamiento pionero para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que consiste en inyectar por vía intravenosa una proteína purificada, informó hoy el equipo de investigadores del Hospital Beaumont de Dublín.

La EPOC está muy ligada al tabaquismo y suele incluir dos afecciones: la bronquitis crónica, es decir, la inflamación de los bronquios, y el enfisema (destrucción del tejido pulmonar).

El trabajo de los científicos del Beaumont, elaborado con el Colegio de Cirujanos de Irlanda, atribuye la carencia de la proteína alfa-1-antitripsina (ATT), producida por el hígado y presente en los pulmones, al aumento de los oxidantes que dañan las paredes de los alvéolos y provoca el enfisema.

La investigación establece que cuando la ATT purificada entra en el torrente sanguíneo a través de inyecciones intravenosas tiene la capacidad de proteger el tejido pulmonar de la enfermedad.

La EPOC es la cuarta causa de fallecimiento en el mundo y la quinta en Europa y, aunque es una dolencia progresiva sin curación, los tratamientos disponibles mejoran la calidad de vida de los pacientes.

En este sentido, el investigador irlandés Gerry McElvaney ha destacado que el tratamiento intravenoso “ofrece esperanzas” para mejorar la calidad de vida de los enfermos.

También ha apuntado que este tratamiento podría ser aplicado a “otras enfermedades autoinmunes”, como la artritis reumatoide.

La investigación del Beaumont y el Colegio de Cirujanos de Irlanda ha sido financiado por un conglomerado de organizaciones humanitarias irlandesas, la Fundación Alfa 1 estadounidense.

Deficiencia de Alfa1-Antitripsina

La Deficiencia de Alfa-1 Antitripsina es un trastorno hereditario que se transmite de padres a hijos a través de los genes. También se la conoce con el nombre de Enfisema Genético.
Del 1 a 3% de los pacientes que tienen Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) tienen Deficiencia de Alfa-1. En Argentina se calcula que unas dos millones de personas sufren de EPOC. Esto significa que podría haber de 20,000 a 60,000 personas con este trastorno. A pesar de su incidencia, los pacientes y los médicos han sido muy poco informados sobre esta enfermedad y la gran mayoría de las personas (95%) con Deficiencia de Alfa-1 no han sido diagnosticadas aún.

¿Qué es la Alfa1-Antitripsina?

La alfa1-antitripsina (Alfa-1 o AAT) es una proteína que circula en la sangre. Algunos científicos la llaman también “inhibidor de proteasa Alfa1”, por su localización en la banda de las alfa-globulinas en un proteinograma y por su función inhibidora de proteasa (principalmente la elastasa).

La mayor parte de la proteína Alfa-1 que circula en la sangre es producida por el hígado. La Alfa-1 protege los tejidos del cuerpo de ser dañados por la enzima elastasa presente en los neutrófilos, monocitos y eosinófilos. Estas células entran en acción cuando existe una inflamación en alguna parte del cuerpo. Por ser el tejido pulmonar uno de los más delicados del cuerpo, es el más afectado en las personas que tienen este trastorno.

La Alfa-1 normal se denomina M, por su migración media en un gel de electroforesis. Existen unas 100 variantes de Alfa-1 que causan deficiencia, todas producidas por mutaciones en el gen normal. Las que migran más rápido que la M se denominan con las primeras letras del alfabeto y las que migran más despacio con las últimas. Las variantes más frecuentes que producen enfermedad son la Z y la S.

¿Qué es la Deficiencia de Alfa-1?

La Deficiencia de Alfa-1 es un trastorno hereditario que puede causar EPOC (enfisema y bronquitis crónica) y con menor frecuencia una enfermedad crónica del hígado. Ambas enfermedades pueden poner en peligro la vida de las personas. El hígado de las personas con este trastorno no produce o produce una variante defectuosa de la proteína Alfa-1. Cuando la proteína es defectuosa, la misma no puede ser liberada a la sangre por los hepatocitos a la rapidez normal y se acumula en el hígado, ocasionando una deficiencia de Alfa-1 en la sangre y daño hepático en algunos pacientes. El bajo nivel de Alfa-1 en sangre deja desprotegidos a los pulmones de la acción de la elastasa, pudiendo ocasionar daño pulmonar.

La Deficiencia de Alfa-1 es una de las causas de enfisema en adultos jóvenes, de entre 30 y 40 años de edad. También es una de las causas más frecuentes de trasplante hepático en niños.

Se teoriza que la enfermedad hepática ocurre en algunos de los afectados porque la proteína Alfa-1 defectuosa que se acumula en el hígado no puede ser degradada (eliminada) por las células hepáticas por un defecto genético aún desconocido.

FUENTES:

http://noticias.emisorasunidas.com/noticias/salud/desarrollan-tratamiento-intravenoso-para-enfermedad-pulmonar-epoc

http://www.fundepoc.org/index.php?item=alfa1

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s