Un futuro de más desempleo y miseria en Europa gracias a mejores robots.

robot_trabajadorComisión Europea dará € 700 millones por robots que reemplazarán a trabajadores y cirujanos.

No solo los obreros de las fábricas serían reemplazados, sino también las amas de casa, pero no serían reemplazados los políticos que seguiran viviendo comodamente.

La Comisión Europea en el tema de Investigación, Innovación y Ciencia, a cargo de la política irlandesa Máire Geoghegan-Quinn dio el 16 de junio una noticia que sacude el mundo europeo y pone en alerta a los ambientalistas y desempleados.

“La UE pone en marcha el mayor programa de robótica civil del mundo”, destacó la Comisión.

“La Comisión Europea invertirá 700 millones de euros, y euRobotics 2.100 millones de euros”, en crear robot como Robohw, dueña de casa; o Robofoot que se fabricaría en España para hacer zapatos económicos, y el Stiff-Flop, un brazo robótico que reemplaza a los cirujanos. El plan “se financia en las convocatorias de Horizonte 2020”.

“La importancia de estos objetos va más allá del simple hecho de reemplazar a la mano de obra humana, para conseguir hacer tareas que las personas no quieren o no pueden hacer”, dijo vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, a la vez que remarcó ““tenemos que producirlos”.

Dentro del informe no se incluyó un análisis sobre las consecuencias que podría significar el plan en las economías de Europa.

El argumento de Kroes es que “los robots son necesarios para ahorrar costes, mejorar la calidad y las condiciones de trabajo y para minimizar los recursos y los residuos”.

A su vez argumentó que la producción de los robot dará puestos de trabajo, al menos hasta el año 2020 que durará el anunciado programa de producción.

“La robótica permite a las empresas, entre otras cosas, continuar fabricando en Europa”, aseguró, dando a entender que los costos de la mano de obra humana no es competitiva.

“La industria de los zapatos es una de las más importantes de Europa, en estos momentos debe hacer frente a una intensa competencia de países con mano de obra barata. 10 socios de España, Italia y Alemania, liderados por la Fundación Tekniker”.

“El robot utiliza sensores láser para identificar el zapato y su posición, pueden teñir los zapatos bajo la supervisión de un ser humano. Con una financiación de 2,6 millones de euros de un coste total de 3,7 millones de euros”, indicó su informe. De esta manera la Comisión Europea anunció la fabricación del Robofoot, para reemplazar a los trabajadores de zapatos.

No solo los trabajadores de fábricas serán reemplazados sino también las amas de casa, o las asesoras del hogar, con el Robohow.

“RoboHow es un robot que puede cocinar, doblar la ropa limpia, sacar la basura y hacer otras tareas de la casa. El objetivo es que pueda ayudar a las personas con problemas en las actividades cotidianas, incluso puede aprender por sí mismo a hacer alguna tarea sencilla. El proyecto está dirigido por la Universität Bremen, con la participación de investigadores de Francia, Suecia, Bélgica, Holanda, Grecia, Alemania y Suiza”.

Por último la oferta de la vicepresidenta de la Comisión Europea apuntó a reemplazar a los médicos cirujanos con el Stiff-Flop, un brazo robótico.

“Podría ser utilizado en cirugía laparoscópica y hacer que fuera más segura minimizando el dolor postoperatorio y la cicatrización”, aseguró la comisionada.

“El consorcio liderado por el Kings College de Londres está formado por investigadores del Reino Unido, España, Italia, Polonia, Alemania, Países Bajos e Israel con una subvención de la CE de 7,4 millones de euros sobre un coste total estimado de 9,6 m de euros)”, agregó Kroes.

EuroRobotics con sede en Bruselas” agrupa a empresas particulares de robótica que integran la Plataforma Tecnológica Europea de Robótica (EUROP) y la red académica EURON”.

comision_europea

Vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes. (Comisión Europea)

La época de los robots usurpadores

Se teme que los robots conquisten el mundo y le arrebaten la cúspide al hombre. La literatura y el cine han ganado millones con los miedos. Y uno de estos ha sido el temor al futuro conviviendo con las máquinas, a la dominación de las máquinas, al sometimiento de la especie humana por sus propias creaciones.

Esta visión del futuro parece apocalíptica. Y muchas de las predicciones que se han hecho desde la ficción o desde las ciencias apuntan a que se tendrá, en efecto, un futuro apocalíptico. El presente ya es un tiempo bastante infausto, principalmente para los de mayor desamparo económico.

De las debacles, tendrá más probabilidades de salir airoso aquel que cuente con más billetes. Al resto le queda sobrevivir como pueda, como se les permita: a merced del destino, de los contados destinos que le toca o que no le han sido quitados.

Uno de los problemas que acarrea el acelerado desarrollo tecnológico en Estados Unidos es el peligro de que el empleo de nuevas técnicas produzca una disminución drástica en el número de trabajadores humanos.

Los robots han despertado interrogantes que prevalecen sobre lo imaginario. The Washington Post reseña en el artículo Ocho maneras en que los robots robaron nuestros trabajos en el 2013, distintas formas en las que la automatización va volviendo obsoleto al obrero de carne y hueso.

Ya en el 2012, Amazon, conocida compañía estadounidense de comercio electrónico, adquirió Kiva Systems, fabricante de robots que pueden ser programados para recoger pedidos on line desde un almacén y depositarlos en sus respectivos destinatarios. Eventualmente, no se contratarán a miles de trabajadores. Un tipo de drone prestará sus utilidades también en los servicios de comercio electrónico.

El negocio de la comida rápida se ha expandido en los Estados Unidos. Se prevé que en esta actividad las máquinas vayan suplantando a los trabajadores. De hecho, Macdonalds ha sustituido cajeros por pantallas de tecnología táctil en Europa.

Los vehículos autónomos han ido desarrollándose a la par. Las grandes distancias que cubren en las carreteras los choferes de camiones pueden manejarlas robots manipulados por control remoto, que nunca se cansarían o se extraviarían. Esto significa que las 5,7 millones de personas que en la actualidad dependen de esta ocupación deberán pensar en otro modo de ganarse la vida.

La historia de la automatización ha acompañado a la agricultura por años. La agricultura ha sido un trabajo de manos, pero es posible que la historia vaya cambiando con la llegada de tractores que pueden ser piloteados a través de computadoras o programarse con las coordenadas correctas y, en un final, separar la tierra de las manos de los trabajadores.

En un centro de investigaciones de Carolina del Norte, la compañía LabCorp desarrolla máquinas para ordenar muestras de sangre. Los robots no tienen sangre. No tienen que preocuparse por conservar un empleo, hacer bien su trabajo, ganar un salario o mantener una familia.

En esa existencia de autómata hay una partícula de buena suerte. Aunque un robot tampoco sabe lo que es la suerte. En realidad, la suerte es algo difícil de definir.

FUENTE: http://www.lagranepoca.com/32222-comision-europea-dara-700-millones-robots-que-reemplazaran-trabajadores-cirujanos

http://www.trabajadores.cu/20131227/la-epoca-de-los-robots-usurpadores/

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s