La independencia de Escocia pone en peligro a la flota británica.

uk-future-aircraft-carrierLa posible independencia de Escocia tendrá consecuencias desastrosas para el Imperio Británico, no solo en lo económico y político sino también en lo militar ya que pondrá en peligro la integridad y renovación de la ya alicaída flota británica.

La pregunta que surge inmediatamente es: que sucederá si las amenazas económicas y políticas propaladas por una Inglaterra desesperada, reciben como respuesta la suspensión de la construcción en astillero escocés de dos portaaviones británicos.

En los astilleros de Govan, situados sobre el río Clyde que baña Glasgow, y en los de Rosyth enfrente de se construyen barcos todavía, gracias a un único cliente: la Armada británica.

Las más grandes secciones del segundo de dos nuevos portaaviones británicos de Gran Bretaña han sido atracadas en Escocia, marcando el inicio del montaje de la nave.

Las dos secciones del casco–una de 6.700 toneladas de peso y otra de casi 9.000 toneladas–fueron construidas por BAE Systems en instalaciones de la empresa en Portsmouth, Inglaterra y en Glasgow, Escocia y ahora están en dique seco en Rosyth.

“Cada hito en el programa del portaaviones es enormemente significativo y el reciente anuncio que el HMS PRINCE OF WALES entrará en servicio significa que hay un verdadero sentimiento de emoción mientras empezamos a construir la segunda nave,” dijo Ian Booth, director de Aircraft Carrier Alliance.

“Todos los que trabajan a lo largo y ancho de Alliance están increíblemente orgullosos de la labor realizada hasta la fecha, en lo que actualmente es uno de los proyectos de ingeniería más grandes del país, y nos mantenemos enfocados en entregar ambas naves a los más altos estándares”.

HMS Prince of Wales es el segundo portaaviones de clase Queen Elizabeth, que llevará el F-35 Lightning II Joint Strike Fighters.

Será de 920 pies de largo, tendrá un rango de alcance de 10.000 millas náuticas y una velocidad de más de 29 nudos.

El primer portador de la clase está actualmente siendo equipado con sistemas y se espera que comiencen las pruebas en el mar en el año 2016.

La Aircraft Carrier Alliance es la responsable del proyecto de construcción naval siendo una asociación entre BAE Systems y Thales UK, Babcock y el Ministerio de defensa.

En la actualidad tienen su base en aguas escocesas 16 buques y submarinos, además de dos unidades de marines.
Pero, sin duda, el aspecto más sensible de esa presencia naval es la base de aguas profundas en Faslane, al oeste de Glasgow
Estas instalaciones sirven de guarida para los cuatro submarinos nucleares «Vanguard» que forman el eje del «paraguas» nuclear británico.

FUENTE: http://www.spacewar.com/reports/Britain_begins_assembly_of_new_aircraft_carrier_in_Scotland_999.html

 

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s