Cocaína afecta la zona del cerebro que recuerda los riesgos

cocainarneuron

Efecto de la cocaína en el cerebro: Dentro del proceso normal de la comunicación, las neuronas liberan la dopamina dentro de la sinapsis, donde se une a los receptores de dopamina en las neuronas adyacentes. Normalmente, una proteína especializada llamada transportadora de dopamina recicla la dopamina devolviéndola a la neurona transmisora. Cuando se ha consumido cocaína, ésta se adhiere a la proteína transportadora de dopamina y bloquea el proceso normal de reciclaje, resultando en una acumulación de dopamina en la sinapsis, lo que magnifica o exagera los efectos placenteros de la cocaína.

Consumir la droga nuevamente, permite que estas funcionen se reestablezcan por cierto tiempo, haciendo que la persona, que en el pasado controlaba su vida, sea en adelante controlada por la cocaína y por los interesados en su difusión.

Un nuevo estudio demostró que las personas adictas a la cocaína, tienen afectadas las zonas del cerebro que envían las señales correspondientes a la capacidad de gestionar y evitar las experiencias que hayan sido nocivas o negativas, esenciales en el aprendizaje y en la vida diaria, informó la Escuela de Medicina Echan del Monte Sinaí en Nueva York, el 4 de febrero.

Los científicos concluyeron que los adictos pierden estas señales, por lo que no son capaces de prever los riesgos, y que las recuperan al consumir nuevamente la droga. Sin darse cuenta se hacen dependientes. Además, advirtieron que los resultados permiten evidenciar que los tratamientos con automedicación solo apoyan a la adicción.

“La personas adictas a la cocaína pueden continuar con su hábito a pesar de las consecuencias desfavorables como el encarcelamiento o la pérdida de las relaciones, porque sus circuitos cerebrales responsables de la predicción de la pérdida emocional están alterados”, señala el documento.

Después de aprender de una experiencia, una zona del cerebro detecta una recompensa o pérdida. Por esta razón “podemos, en el mejor de los casos, cambiar nuestra conducta sin tener que pasar por eso otra vez, y así maximizar las recompensas y evitar las pérdidas esperadas”. El adicto pierde estas señales, destaca el estudio, y busca reemplazarlas por las generadas de un agente externo: la misma droga.

“Las investigaciones anteriores han determinado que la predicción de recompensa real o pérdida, es gestionada por los niveles de la dopamina química producida por las células nerviosas en el cerebro medio. Los cambios en los niveles de dopamina se relacionan con las ganancias y las inesperadas pérdidas”, indica el informe.

Para medir estas señales usaron el Electro Encéfalo Grama (EEG). Registraron así la actividad cerebral de 75 sujetos (50 consumidores de cocaína y 25 controles sanos), mientras jugaban un juego de azar. Cada persona tenía que predecir si iban a ganar o perder dinero en cada ensayo.

“Hemos encontrado que las personas que eran adictos a la cocaína han deteriorado la señalización en el cerebro que predicen una pérdida para el individuo”, reiteró el Dr. Muhammad Parvaz, profesor asistente de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Icahn en el Monte Sinaí y el autor principal del estudio.

“Este estudio muestra que las personas con trastorno por uso de sustancias tienen dificultad para calcular la diferencia entre lo esperado y los resultados inesperados, lo cual es fundamental para el aprendizaje y la toma de decisiones futuras. Esta alteración puede ser la base de la desventaja en la toma de decisiones de estos individuos”, dijo el Dr. Parvaz.

A su vez, el equipo comparó entre los 50 consumidores de cocaína; una mitad de los sujetos, quienes consumieron cocaína durante las 72 horas de los experimentos, y la otra mitad, que se abstuvo durante al menos 72 horas.

Los adictos con el uso más reciente de cocaína tuvieron mayor actividad eléctrica asociada con el circuito de recompensa del cerebro, cuando les surgía un imprevisto, un patrón que era similar a los 25 controles sanos, informa la escuela de Medicina.

En cambio los consumidores de cocaína que se habían abstenido durante al menos 72 horas no mostraron esta actividad mayor, en respuesta a un triunfo inesperado.

“Estos resultados son consistentes con la hipótesis de que en la adicción a la droga se busca normalizar una cierta función del cerebro [deteriorada por la misma droga], que en este caso es la señalización que predice los mejores resultados”.

“Esta es la primera vez que un estudio se ha centrado en la predicción de las ganancias y las pérdidas en la adicción a las drogas, y que muestra que los déficits en el error de predicción de señalización en individuos adictos a la cocaína son modulados por el consumo reciente de la misma droga”, dijo la investigadora Rita Goldstein, jefe de Adicción y Condiciones Relacionadas del Centro de Imagen Cerebral, y profesora de Psiquiatría y Neurociencias de la Facultad de Medicina de Icahn.

Los médicos destacaron que estos resultados “apoyan la hipótesis de que la automedicación en la drogadicción premia la adicción a las drogas en los individuos”.

Los psiquiatras de la Escuela de Medicina Icahn del Monte de Sinaí proponen que la medición cerebral de la reducción de las señales que predicen una pérdida para el individuo, llegue a ser un importante marcador de la susceptibilidad para la adicción o la recaída “o para desarrollar intervenciones específicas para mejorar el resultado en este devastador trastorno reincidente y crónico”.

Se puede concluir que después que la cocaína hace perder las capacidades normales cerebrales previsoras del aprendizaje, esta droga busca tener el poder controlador de estas funciones, haciendo sentirse “bien” y más lúcidos a los consumidores.

Es posible que este conocimiento ayude a los afectados a dejar la grave adicción, y opten por la vía en la que su cerebro vuelva trabajar normalmente.

FUENTE: http://www.lagranepoca.com/35890-cocaina-afecta-zona-del-cerebro-que-recuerda-riesgos

Otro artículo de este blog: https://ydequehablamosahora.wordpress.com/2012/01/05/deficiencias-de-la-funcion-y-de-la-estructura-cerebral-observadas-en-personas-adictas-a-la-cocaina/

 

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s