Nivel del océano: Groenlandia experimenta nueva forma de deshielo informa la NASA

El derretimiento sorprende por su rapidez, tamaño y por no haber dejado ninguna grieta que evidencie el fenómeno.
El deshielo del Ártico sería inminente en las próximas décadas. En refuerzo de esta predicción, un nuevo estudio de la NASA reveló que durante los últimos veranos calientes, Groenlandia no solo se derritió más rápido de lo habitual sino que además el glaciar del Oeste generó una gigantesca ola de hielo caliente que se deslizó a través del interior, aumentando las pérdidas.

Este fenómeno de potencial peligro -para el alza del mar- no había sido observado previamente en estudios tradicionales, sin embargo ahora se descubrió que se ha repetido en los últimos veranos más calientes.

Hace unos día se dieron a conocer los resultados de un estudio realizado por la Nasa, durante el 2012, que evidencia una nueva forma de deshielo descubierto en Groenlandia.

Esta trata de una ola de hielo caliente que se produjo por debajo de la superficie del Glaciar Rink, provocando que 6 mil 680 toneladas de hielo terminaran en el mar.

Con un sensor GPS, los investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, pudieron rastrear la pérdida de la masa de hielo de un glaciar que se está derritiendo durante su movimiento horizontal.

Así pudieron concluir que “esta ola se mantuvo durante cuatro meses, con hielo de aguas arriba que continuó desplazándose hacia abajo para reemplazar la pérdida de masa durante al menos cuatro meses más”, señaló la NASA según recogió La Gran Época. Además se desplazó a una velocidad de cuatro kilómetros por mes desde junio a agosto e incrementando su velocidad a 12 kilómetros durante septiembre.

Con un sensor GPS, los investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, pudieron rastrear la pérdida de la masa de hielo de un glaciar que se está derritiendo durante su movimiento horizontal.

Así pudieron concluir que “esta ola se mantuvo durante cuatro meses, con hielo de aguas arriba que continuó desplazándose hacia abajo para reemplazar la pérdida de masa durante al menos cuatro meses más”, señaló la NASA según recogió La Gran Época.  Además se desplazó a una velocidad de cuatro kilómetros por mesdesde junio a agosto e incrementando su velocidad a 12 kilómetros durante septiembre.

Se utilizaron datos de un sensor situado en la Pista del lecho de roca junto al glaciar Ring, uno de los más importantes Groenlandia. La gigante pérdida de masa descubierta se considera una “onda solitaria”, que surge en los períodos de gran calor.

”Son un nuevo descubrimiento que pueden aumentar el potencial de pérdida sostenida de hielo en Groenlandia, ya que el clima continúa calentándose, con implicaciones para la futura tasa de aumento del nivel del mar”, destaca el informe.

La ola se observó tanto en el verano caliente del 2012, como en 2010, lo que significa un patrón que se repite.

En solo cuatro meses

El Glaciar Ring drenó al océano unos 11 mil millones de toneladas (gigatoneladas) de hielo por año en la década de 2000, lo que equivale según la NASA en más o menos el peso de 30.000 edificios Empire State.

En el caliente verano de 2012, perdió además 6,7 gigatoneladas extras de masa, en forma de esta ola solitaria.

Las observaciones tradicionales de procesos de fusión no habían podido explicar tan grande pérdida adicional de masa.

“La ola se movió a través del glaciar que fluye durante los meses de junio a septiembre a una velocidad de alrededor de 4 kilómetros por mes, para los tres primeros meses, y aumentó a 12 kilómetros durante septiembre”, describe el informe.

Esto significa que la cantidad de masa en movimiento fue de 1,7 gigatoneladas, más o menos la mitad de un giga tonelada, por mes.

Esto puede considerarse dramático, ya que hay que considerar que normalmente el glaciar Ring fluye a una velocidad de una milla o dos (pocos kilómetros) al año.

Los cuadros azules en este mapa de Groenlandia muestran 250 lugares previstos para las sondas que caen por avión en las aguas oceánicas cerca de la costa. Las denominadas sondas de temperatura y profundidad de conductividad consumible de aeronaves miden la temperatura y salinidad del océano.

Según los autores, por los métodos habituales de monitoreo de la pérdida de hielo de Groenlandia, como la medición del adelgazamiento de los glaciares con radar aerotransportado, sería muy difícil detectar la onda.

“Usted, literalmente, podría estar de pie allí y usted no verá ninguna indicación de la onda”, dijo el científico de JPL Eric Larour, coautor del nuevo papel. “No vería grietas u otras características superficiales únicas”.

Los científicos aún no tienen claro las causas de este fenómeno, pero creen que es posible que es gracias a que el agua bajo el glaciar no se volvió a helar, por lo que formó canales que terminaron en la creación de esta ola gigante de calor.

A pesar de que la perdida de hielo puede considerarse menor en comparación a los 287 mil millones de toneladas de hielo que acaban en la costa de Groenlandia cada año durante la época de calor, los investigadores están preocupados, ya que se puede convertir en un patrón.

FUENTE: https://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=6857

https://omg.jpl.nasa.gov/portal/news

 

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s