Corea del Norte considera terminado el armisticio y el alto el fuego.

Otra complicación se suma al escenario futuro mundial que se esta gestando sin pausa. 

Es evidente que la situación no esta nada fácil para los EE.UU y el posible ataque a Irán podría ser un hecho que desencadenaría una sucesión de conflictos que no se limitarían solo al medio oriente, sino que irremediablemente involucrarían a todas las potencias mundiales. 

No obstante la política exterior de Rusia, que parece demasiado cautelosa y hasta casi temerosa frente al avance de los EE.UU, a ésta no le quedaría otra salida que intervenir para no perder definitivamente el poco liderazgo militar y político que ostenta en la actualidad, incluso frente a una Europa en bancarrota, y el conflicto en Siria. 

Esa nueva variable en el escenario mundial la genera Corea del Norte. Sigue leyendo