No habría una nueva crisis de deuda en Argentina, a pesar del chantaje de las agencias “descalificadoras”.

Las agencias “descalificadoras” y los “fondos buitres” son responsables de una campaña de verdadero chantaje contra Argentina creando y publicando un falso espejismo de insolvencia para el pago de su deuda.

Un posible ataque sobre la deuda de Argentina forma parte de una campaña del capital multinacional especulativo contra las economías que optaron por un patrón alternativo de reordenación del pago de su deuda, y no siguieron las desastrosas recetas del Fondo Monetario Internacional. Sigue leyendo