Potencias irresponsables: el coronavirus podría ser un arma de guerra biológica

coronavirus

Continuando con la temática del artículo anterior, donde alertamos sobre el peligro de experimentar con virus patógenos modificados genéticamente en condiciones no del todo controladas y que podrían ocasionar una pandemia mundial, vemos que la creencia de que el virus fue contagiado en un mercado de productos exóticos del mar o animales fue rechazada por la Organización Mundial de Salud y ahora muchos científicos de prestigio internacional han lanzado la idea que el virus fue el resultado de la bioingeniería o un arma de guerra biológica fuera de control. Sigue leyendo

¿Existe un peligro para la humanidad?: En EE.UU prueban con un virus genéticamente modificado de viruela.

En un accidente que podría haber tenido consecuencias mortales, una asistente de laboratorio de la Universidad de California en San Diego se inyectó en el dedo por accidente un virus genéticamente modificado de viruela. Este hecho que parece sacado de una película apocalíptica, además de evidenciar que los experimentos con virus modificados en los EE.UU no se realizan en laboratorios con las condiciones de bioseguridad adecuadas tales como nivel 4, también pone de manifiesto que incluso en las universidades de los EE.UU se experimenta con virus patógenos modificados genéticamente que podrían ocasionar una pandemia mundial. Sigue leyendo

Un tubo con virus perdido en universidad americana genera alerta biológica.

Microscopía electrónica magnificada de viriones del virus de Lassa, miembro de la familia Arenaviridae, iguales a los arenavirus Guanarito (GTOV).

Microscopía electrónica magnificada de viriones del virus de Lassa, miembro de la familia Arenaviridae, iguales a los arenavirus Guanarito (GTOV).

La fiebre hemorrágica venezolana (VHF, por sus siglas internacionales), es una enfermedad zoonótica, identificada por primera vez en 1989, que causa fiebre y malestar seguido por manifestaciones hemorrágicas, convulsiones, leucopenia y trombocitopenia.Resulta una enfermedad fatal en un 30% de los casos.

Debe ser investigada en un laboratorio de Bioseguridad Nivel 3 o 4.

Sin embargo en los EE.UU, un tubo con una muestra que contenía este virus potencialmente dañino ha desaparecido de un laboratorio médico de la Universidad de Texas, informaron las autoridades. Sigue leyendo