EEUU y sus crímenes contra la humanidad no deben ser olvidados

El 6 de agosto de 1945, EEUU perpetraba un genocidio y el mayor atentado terrorista jamás registrado en la historia: el bombardeo de la ciudad de Hiroshima que segó la vida de 80.000 personas reduciéndolas a cenizas, y una cifra que oscila entre 50.000 y 60.000 más habrían de morir posteriormente a causa de la radiación de la bomba atómica.
Sigue leyendo

Anuncios