Las truchas arcoíris tienen células sensibles al campo magnético.

La trucha arco iris es originaria de la costa oeste de América del Norte y fue introducida en la Argentina desde los Estados Unidos.A fines del siglo pasado fue introducida por primera vez en el arroyo Morón (Pcia. de Bs. As.) sin éxito; posteriormente, en varias oportunidades a partir de 1904, fue llevada a la zona de San Carlos de Bariloche en forma de huevos embrionados, desde donde fue sembrada en muchos ambientes de Neuquén, resto de la Patagonia y algunas otras provincias.

Para los amantes de la pesca, lograr capturas de truchas y salmones en Bariloche y el Sur de Argentina, es simplemente fantástico. En un entórno único,  montañas y aguas rápidas, cristalinas y frías, es donde habitan estas especies. Sigue leyendo