¿Te altera escuchar los sonidos de otras personas? Entonces tu cerebro funciona más rápido.

misofonia

Quizás alguna vez al estar comiendo con alguien hayas sentido como se vuelve totalmente insoportable el ruido que hace al masticar, o por ejemplo cuando alguien come un chicle en el cine, o incluso oír a alguien respirar mientras duerme, o un sonido repetitivo de goteo. Aunque a todos nos puede pasar esto alguna vez (sobre todo si el que tenemos delante es de los maleducados que comen con la boca abierta o producen ruidos desagradables), lo cierto es que hay gente que es incapaz de controlar la inquietud e incluso la ira que estos sonidos les producen.
Si es así seguramente sufres de misofonía.
Según un estudio, el cerebro de las personas con misofonía va más rápido de lo normal y provoca sensaciones desagradables. Sigue leyendo

Anuncios