Como nuestro cerebro nos engaña y crea falsas memorias.

recuerdosAquí en la Argentina, es posible escuchar una frase: “Gardel…cada día canta mejor”. Para lo conocedores del tango Gardel es el ídolo máximo, y por supuesto que cada día canta mejor, pero porque en realidad no está presente para compararnos con su voz. Solo existen los registros fílmicos y sonoros que escuchamos una y otra vez.
Los recuerdos de nuestra propia vida a menudo son poco fiables, por lo que no debe sorprender que lo mismo ocurra respecto a nuestros seres queridos fallecidos. Por eso quería acercarles este artículo tan interesante. Sigue leyendo

Una poesia para los que se nos fueron.

Gabriela Mistral

Ausencia

Se va de ti mi cuerpo gota a gota.
Se va mi cara en un óleo sordo;
se van mis manos en azogue suelto;
se van mis pies en dos tiempos de polvo.

¡Se te va todo, se nos va todo!

Se va mi voz, que te hacía campana
cerrada a cuanto no somos nosotros.
Se van mis gestos que se devanaban,
en lanzaderas, debajo tus ojos.
Y se te va la mirada que entrega,
cuando te mira, el enebro y el olmo.

Me voy de ti con tus mismos alientos:
como humedad de tu cuerpo evaporo.
Me voy de ti con vigilia y con sueño,
y en tu recuerdo más fiel ya me borro.
Y en tu memoria me vuelvo como esos
que no nacieron ni en llanos ni en sotos.

Sangre sería y me fuese en las palmas
de tu labor, y en tu boca de mosto.
Tu entraña fuese, y sería quemada
en marchas tuyas que nunca más oigo,
¡y en tu pasión que retumba en la noche
como demencia de mares solos!

¡Se nos va todo, se nos va todo!