Una solución contra el daño por grafitis.

daño_grafitiLos “grafitis” en paredes y muros, aunque puedan ser vistos por algunos como una expresión artística fuera del lugar natural, en realidad constituyen una grave perturbación de la propiedad privada, pública y del patrimonio cultural, histórico y artístico de una ciudad.

Muchas personas que han visto pintarrajeadas sistemáticamente sus propiedades, piden medidas para aquellas personas que en forma permanente dañan las paredes con grafitis románticos, pendencieros, altaneros o simplemente de simbología que llevan mensajes en clave para marcar territorio y que proyectan a la ciudad en un total abandono.

Pero mientras tanto el dueño de la propiedad necesita un solvente para remover la pintura y reparar el daño. Sigue leyendo