La ilusión óptica que puede ayudar a diagnosticar el autismo

Diagnosticar con exactitud el autismo puede ser difícil, especialmente cuando se trata de niños y en casos que se encuentran en el límite.
El Trastorno de espectro autista (TEA) cubre una amplia gama de rasgos, que pueden ir de leves a severos en sus efectos.
Un descubrimiento de investigadores de la Universidad de Pisa en Italia ha creado una ilusión óptica muy simple que puede contribuir a una mejor detección del trastorno.

Las personas que conviven con el trastorno del espectro autista (TEA) a menudo tienen problemas para socializar y con las habilidades emocionales y comunicativas, que usualmente se desarrollan después de los tres años y duran toda la vida.

Algunos de los síntomas más evidentes son las reacciones inusuales a ciertos olores, gustos y sonidos, como así también la dificultad para adaptarse a los cambios.

Los especialistas creen que la ilusión óptica con puntos blancos y negros que ilustra esta nota puede ayudar a diagnosticar la condición.

Una persona sin TEA, tenderá a ver todo el conjunto como un cilindro en tres dimensiones, donde los puntos rotan.

Por otra parte, una persona con TEA lo interpretará como dos conjuntos bidimensionales de puntos corriendo de lado a lado.

Los especialistas creen que la ilusión óptica con puntos blancos y negros que ilustra esta nota puede ayudar a diagnosticar la condición.

Una persona sin TEA, tenderá a ver todo el conjunto como un cilindro en tres dimensiones, donde los puntos rotan. Por otra parte, una persona con TEA lo interpretará como dos conjuntos bidimensionales de puntos corriendo de lado a lado.

Esta última disociación de colores y capas provoca que las pupilas se dilaten, una evidencia visual de que esa persona tiene algún grado de autismo.

«Estudiar los cambios en el tamaño de las pupilas puede decir a los científicos en qué se está enfocando alguien», explica el investigador Marco Turi en un artículo publicado en eLife. «Las pupilas de la gente con rasgos del TEA se vuelven más grandes cuando perciben el lado oscuro del cilindro en la parte posterior, y se achican cuando aparece el lado claro».

La investigación que llevó a esta conclusión fue llevada a cabo con 50 personas voluntarias, un pequeño grupo de prueba que, por ahora, no alcanza para que esta ilusión pase a formar parte de las prácticas oficiales de diagnóstico del TEA. Sin embargo, podría aplicarse —con más estudios de por medio— en un futuro.

Este tipo de estudios son asimilables a ilusiones ópticas como “hollow mask” (máscara hueca), que permite inferir esquizofrenia. Las personas con esquizofrenia, no pueden ser engañadas por esta ilusión y ven la parte cóncava de la máscara, mientras que las personas normales tenderán a ver siempre la máscara convexa como un rostro emergiendo (top-down processing).

FUENTE: https://www.sciencealert.com/diagnose-autism-with-simple-optical-illusion-study-science

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.