Desempleo: Obreros chinos matan a golpes al dueño de la empresa por anunciar 25.000 despidos.

Esto fue a consecuencia que una empresa pública sería privatizada y fusionada con una firma siderúrgica privada.
“Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar” es un refrán que enseña que cuando ves que algo acontece a tu alrededor, lo mismo te puede pasar a ti, así que debes estar preparado o tratar de evitarlo.
Y por esto es que los CEO y especuladores financieros de las grandes corporaciones mundiales y nacionales deberían estar muy alertas y preocupados. La desocupación y el paro es un problema que aumenta día a día a nivel mundial.
Pero además parece que la paciencia de los trabajadores se esta agotando.
Como dice la canción de Serrat: “Disculpe el señor si le interrumpo, pero en el recibidor hay un par de pobres que preguntan insistentemente por usted. Si no manda otra cosa, me retiraré. Si me necesita, llame. Que Dios le inspire o que Dios le ampare, que esos no se han enterado que Carlos Marx está muerto y enterrado”.  Sigue leyendo

Anuncios

Por que la juventud norteamericana se volvió dócil, apática y no responde a los abusos.

stock-and-frisk[1]Tradicionalmente, la juventud ha impulsado los movimientos democráticos. En Estados Unidos, uno de los golpes maestros de la élite gobernante ha sido la creación de las instituciones sociales que han subordinado a la juventud estadounidense, quebrado su espíritu de resistencia a la dominación.

Cómo se ha aplastado la resistencia juvenil en Estados Unidos Sigue leyendo

Empresas chinas incapaces de lidiar con la responsabilidad social en el exterior

obreros_fabrica_chinaLas empresas chinas al igual que las grandes empresas monopólicas occidentales, ejercen una actividad depredatoria, especulativa y antisocial, sobre los trabajadores y el medio ambiente en donde se instalan.

Las empresas chinas hacen inversiones en el exterior, y cada vez más empresas chinas están preocupadas por tener que lidiar con la responsabilidad social.

Obviamente China con sus más de 280 millones de trabajadores industriales, que cobran en promedio tres dólares diarios o menos por su trabajo, constituye un paraíso para la perpetuación del sistema de explotación salarial tan necesario para el capitalismo salvaje

Sigue leyendo